Casa Rural Can Torrent Vell

Can Torrent Vell es una casa rural destinada al turismo rural, situada en localidad de Camprodon, RipollésGirona, Cataluña. Se halla rodeada de naturaleza, en la tranquila población de Rocabruna, un destino ideal para poder relajarse.

Rocabruna es una pequeña pedanía del municipio de Camprodón, uno de los más bellos de la comunidad catalana, perteneciente a la comarca del Ripollés, en plena zona pirenaica y lindando con otra comarca de espectacular belleza, La Garrotxa.

El alojamiento es una antigua casa rural de piedra, rehabilitada a finales de los años 70. Para su rehabilitación se cuido el conservar el mismo aspecto de la antigua construcción, y para ello, se utilizaron las mismas piedras.

La casa se encuentra en pleno núcleo urbano de la población, rodeada por un extenso jardín y una zona verde de 650 m2. Decorada con un estilo rústico y cuidando los más pequeños detalles, con paredes de piedra y un mobiliario muy adecuado, la casa es muy acogedora, con estancias amplias y luminosas.

Se encuentra equipada con todo lo necesario para que los huéspedes se encuentren cómodos como en casa y no echen nada en falta.. Quienes se alojen en la casa no sólo podrán disfrutar de todos los electrodomésticos más modernos y artículos básicos, como ropa de cama o toallas, sino que, para el caso de que hiciera mal tiempo o de que no les apeteciera salir, encontrarán muchos entretenimientos, por lo que no deberán temer aburrirse ni por un momento, ya que disponen de televisor, colección de juegos de mesa, ping-pong, billar y otros de índole similar.

Can Torrent Vell es una casa rural de alquiler íntegro, y tiene capacidad para hospedar hasta a 12 personas, por lo que es un destino ideal para familias o grupos.



Un Entorno Privilegiado

El entorno es ideal para la práctica de diversos deportes, incluso los de aventura, para lo cual encontraremos empresas dedicados a ello. También se pueden realizar actividades como la recogida de setas o de plantas medicinales.

Muy aconsejables son las excursiones y caminatas, así como el senderismo, que se pueden realizar en zonas tan bellas como el Pirineo catalán y la comarca del Ripollés, llenos de rincones espectaculares y con un gran encanto.

En Camprodón podremos ver obras como su famoso puente románico, así como también el Monasterio de Sant Pere, la Iglesia de Santa María, la Torre del Reloj y las murallas. También podemos visitar sus interesantes Museo Albéniz y Museo Histórico.


Interior de La casa

La casa  es muy grande , espaciosa y luminosa, gracias a sus casi 300 metros cuadrados, se encuentra totalmente equipada con calefacción, disponiendo además de una chimenea de leña en el salón y la cocina.

Can Torrent Vell consta de 3 plantas, en la planta baja encontramos la sala de los juegos, con una mesa de ping pong, y demás juegos para los más jóvenes; futbolín y billar para niños.

En la primera planta encontramos un comedor espacioso y luminoso, con una terraza con vistas indescriptibles a todo el valle. También encontramos la cocina y dos habitaciones y un baño.

En la segunda planta dispone de 3 habitaciones y otro baño.